Hoy queremos hablarles directamente a aquellos padres que están criando a sus hijos bilingües o aquellos que están pensando en hacerlo.

Hace poco una amiga bloguera se puso en contacto con nosotras para hacernos una entrevista para su blog: spanglishpeque (¡visítenla!). Sus preguntas fueron muy interesantes para nosotras y nos hicieron pensar en el tema de criar bilingüe. En especial, nos inspiraron para abordar algunos de los errores comunes que podrían estar cometiendo sin siquiera darse cuenta.

Error 1: Rescatar a su hijo/a cuando no sabe algo 

Papá o mamá: “Hijo ¿cómo se dice ardilla en inglés?”
Hijo/a: …
Papá o mamá: “¡Hijo! ¡Pon atención! Cómo se dice ardilla en inglés?”
Hijo/a:… no sé…
Papá o mamá: se dice…ssssss
Hijo/a: ssssandia
Papá o mamá: No… sssquuuuuu
Hijo/a: ssssquuuash?
Papá o mamá: ¡no! se dice “squirrel”

¿Suena familiar?

Ayudar es fundamental, pero a veces esa ayuda se torna en un salvavidas y sin darse cuenta, están dándoles las respuestas a sus hijos. Sabemos que pueden sentir que están ayudando. Pero, este tipo de ayuda puede impedir que sus hijos aprendan ya que dependerán de ustedes para las respuestas. Aquí tenemos algunos consejos para evitar salvarlos con las respuestas:

  1. Mostrarles una imagen, decir el nombre de la cosa y pedir que su hijo lo repita. Luego decir, “¿cómo se llama?” o “What is this?
  2. En lugar de darle la respuesta, denle un pista (se llama prompt en inglés) como el primer sonido de la palabra
  3. Si están en la calle o en una tienda y ven dicha cosa, decir “What is that?” o “Do you remember what that is?
  4. Usando flashcards, colocar varios en una mesa y decir “Give me the …”

Prueben con estos métodos y busquen el o los que son más efectivos con sus hijos. Y si encuentran otro, no duden en contarnos para compartirlo con otros papás que están criando bilingüe.

Error 2: Se rinden cuando las cosas se ponen difíciles

Han intentado varias veces a enseñarle algo en inglés a su hijo/a. Él/Ella se distrae y se va. Esperan e intentan de nuevo. Pero, nuevamente los ignoran y siguen jugando. Al final de varios intentos, se dan por vencidos.

La clave en este caso es saber cuándo insistir y cuándo desistir.

Cuándo deben insistir

Si ven que su peque se da por vencido a los minutos de empezar, deben insistir.

Esto no significa que deben “forzarlos” a contestar o escucharles, significa que deben buscar el modo de llamarles la atención a lo que quieren enseñarles. En esto no hay una regla única, cada niño tiene distintos intereses y ustedes conocen a sus hijos mejor que nadie.

Para darles un punto de referencia, deben ser capaces de mantener la atención de su hijo/a por lo menos 15 a 30 minutos seguidos. Si no es posible, vean si hay algo que están haciendo o no haciendo USTEDES para motivarlo e intenten otro método.

CÓMO pueden insistir

Elegir 3 cosas que quieren que aprenda su hijo/a en 15 minutos. Por ejemplo:

  • palabras que empiezan con AN
  • 1 palabra nueva
  • 4 colores

Dedíquenle 5 minutos (aproximadamente) a cada tema, pero si el niño/la niña se interesa por uno sólo, sigan con ese tema. No se asusten si se empecina sólo con ese tema. Llegará el momento en que quiera aprender algo nuevo. Todo es parte del proceso y por eso elijan tres temas y no uno solo.

Si su hijo/a sigue con ganas de aprender luego de 15 minutos, sigan con otra cosa. Si ven que tienen ganas de seguir pero no suficiente interés para aprender algo nuevo, jueguen algo en inglés. Siempre será más importante que quiera aprender por sobre un tema en particular.


Cuándo desistir

No insistan si su hijo/a está enfermo/a, triste u agobiado/a. Existe la opción de presentarles un juego en inglés, pero SIN enfatizar que es una sesión de aprendizaje…sólo a modo de entretenimiento. Es mejor esperar que esté repuesto el niño/la niña antes de intentar enseñarle algo nuevo.

Existe otro momento en la vida cuando sus hijos van a querer darse por vencidos: en la adolescencia (se lo decimos porque nosotras queríamos dejar el español cuando estábamos en el colegio). ¡¡¡NO LOS DEJEN!!!
Si sus hijos sienten que no tiene sentido seguir con el inglés o tiene más sentido solamente hablar español, seguirán por el idioma más práctico y sencillo para ellos. Pueden incentivarlos buscando temas de su interés donde es necesario que sepan inglés.

Error 3: ¡Cuidado que el broken English se puede heredar!

Esto va especialmente para aquellas familias que viven en países de habla hispana.

Sí, el broken English se puede heredar. Por esto y por más difícil que sea reconocerlo, si quieren enseñarle inglés a su hijo/a más vale corregir su broken English :O

Si no saben inglés antes de empezar a criar bilingüe, no se desanimen, ni posterguen la crianza bilingüe. Pueden hacer varias cosas a la vez de enseñarles a sus hijos:

  • Tomar clases de inglés y practicar con sus hijos
  • Buscar a nativos para que interactúen con sus hijos o a otros que les apoyen en su enseñanza (especialmente si no tienen tiempo para dedicarle a un curso estructurado)
  • Ver y escuchar programas en inglés nativo en conjunto con sus hijos

Les diríamos que pongan especial atención a SU pronunciación para evitar errores comunes que cometen personas cuya idioma materna es español. Por ejemplo: agregar una E antes de una palabra con S en inglés: “espun” en vez de “spuun” (cuchara); la R (oh! La maldita R); decir la D como D española y no D inglesa (la D española suena como TH inglesa); no completar los sonidos finales en inglés

En fin, no se desanimen si no dominan el inglés cuando estén criando a sus hijos para ser bilingües. Tampoco se desanimen si nunca logran dominar el inglés. Existen varios caminos para corregir su broken English y no heredarlo a sus hijos.

Bueno, amigos. Esos son los 3 errores más comunes que hemos visto en los padres que están criando a sus hijos bilingües. En ningún caso es algo consciente de su parte así que esperamos que este post les ayude para hacer más fácil la tarea de enseñarles inglés a sus hijos.

Hasta la próxima!

*********************************

No te olvides suscribirte a nuestro boletín. No tiene costo alguno y tendrás acceso a descuentos especiales para usar en nuestra tienda.

Suscríbete a nuestro boletín

 



Sharing is caring!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *