Guest Post – Daniel Welsch: Cómo mejorar tu inglés con los Objetivos SMART

Hoy les compartimos un nuevo post de invitado. Esta semana, Daniel Welsch de aprendemasingles.com nos habla sobre los Objetivos SMART. Si tienes problemas organizándote o motivándote  para aprender inglés o si te cuesta lograr tus objetivos, este post es ideal para ti! Aquí te dejamos con Daniel: 

Cómo mejorar tu inglés con el poder de los Objetivos SMART

¿Quieres aprender inglés?

¡Muy bien!

Pero… ¿Cuál es, exactamente, tu objetivo?

¿Cuándo sabrás que has “aprendido”? 

Es una pregunta más importante de lo que piensas. Porque uno de los motivos más habituales del fracaso entre los estudiantes del inglés es la falta de un objetivo claro.

Llega el 1 de enero y piensan: ¡Sí! Este año voy a aprender, de una vez por todas, el inglés.

Y así se apuntan a una academia, van a clase 2 o 3 semanas… Se dan cuenta de lo grande y ambiguo del proyecto “aprender inglés”… Y lo abandonan, hasta el año siguiente.

¿Cuál es el problema?

Pues, como he explicado en un artículo en mi web ( https://aprendemasingles.com/2016/02/06/accion-las-3-claves-para-vencer-la-procrastinacion-y-conseguir-tus-objetivos-mas-importantes/ ) tendemos a aplazar lo que queremos y buscarnos excusas cuando un objetivo es demasiado grande, difícil o ambiguo.

Y aprender inglés, así tal cual, es un objetivo que cumple casi todos los requisitos para poner a la mayoría de la gente en “plan procrastinación” año tras año.

Los objetivos SMART para aprender más inglés

Es por eso que enseño, hace unos años, el sistema de los Objetivos SMART.

Es una fórmula que se usa para aclararte y formar buenos objetivos. Las siglas en inglés SMART representan las 5 claves de los objetivos bien formados. Y la palabra “smart” significa “inteligente”.

El sistema funciona de maravilla, especialmente cuando escribes los objetivos a mano. Si te pasas por mi web, tengo en PDF de una hoja que puedes imprimir y rellenar.

No pienses que no funciona hasta que hayas probado hacerlo unas veces. Muchas veces tengo algo pendiente durante meses (o más, desafortunadamente) y luego llego me doy cuenta: es porque nunca he aclarado exactamente lo que quiero hacer ni he hecho un plan para conseguirlo.

Las cinco claves de los objetivos bien formados

Aquí tienes las cinco claves, con un poco de explicación de cómo usarlas para formar y alcanzar tus objetivos. 

Specific (Específico): Si no sabes adónde quieres llegar, da igual el camino que te tomes. Si no sabes cuál es tu objetivo, puedes perder tiempo en cosas irrelevantes porque no sabrás qué estás haciendo. Entonces, haz el objetivo lo más específico posible. “Saber inglés” es muy ambiguo, pero “poder tener una conversación de media hora en inglés” es mucho más específico. 

No soy fanático de los exámenes tipo Cambridge para llegar a hablar inglés, pero tengo que decir que “aprobar el FIRST el 6 de junio” es un propósito que cumple casi todos los requisitos de los objetivos SMART… y suele motivar a mis estudiantes mucho más que un objetivo más sencillo del tipo “aprender inglés”. 

Measurable (Medible): Si tu propósito es medible, quiere decir que sabrás cuando hayas llegado a la meta. Eso está relacionado también con el primer punto. ¿Cuándo sabrás que hayas terminado? Por supuesto que algo como el inglés es una cosa que toma su tiempo, así que es bueno ponerte un objetivo pequeño y medible para tu aprendizaje. Una vez que llegues, ¡celebra! Has hecho un muy buen trabajo. Luego, ponte otro objetivo, un poco más ambicioso. Y así puedes hacer progreso a lo largo de años. 

Actionable and Achievable (Accionable y posible de conseguir): Un propósito puede ser muy grande, pero es necesario pensar: ¿Realmente depende de mi? Hay muchas cosas en la vida (la gran mayoría, si somos sinceros) que están fuera de nuestro control. Es muy importante que tu propósito realmente dependa de ti, porque si no, no te inspira a la acción. 

Sabrás que tu objetivo es accionable si puedes escribir los próximos pasos específicos para ir haciendo progreso. Si no encuentras algo específico que puedes hacer para empezar a acercarte al objetivo, probablemente necesitas otro objetivo. No hace falta (en un principio) hacer un plan completo, sino  apuntarte el próximo paso (o dos o tres si sabes). 

Habrás notado que hay una segunda “A” aquí para Achievable. Vamos a poner que eso significa “posible de conseguir”. Lo que personalmente recomiendo es hacer objetivos que puedes conseguir en los próximos 3 a 6 meses. Si no, es demasiado grande y puede ser difícil motivarte para hacer el trabajo .

Este punto me recuerda estas personas que llegaban siempre a la escuela donde trabajaba en abril o mayo, diciendo que tenían un nivel pre-intermedio, no habían estudiado en 5 años, pero tenían que llegar al avanzado en las próximas dos meses. Cosa básicamente imposible de conseguir (a pesar de lo que intentan venderte algunas escuelas o métodos).

¡No fracases antes de empezar!

Haz un propósito que puedes conseguir y luego, ponte otro más grande. Hay tiempo en la vida para todo, si realmente te dedicas a ello.

Relevant (Relevante): Mucha gente tiene problemas con el tema de los objetivos porque no se ponen objetivos relevantes. Sus objetivos son cosas que piensan que “deberían” hacer, u obligaciones—cosas que no quieren realmente. Muchas veces son los propósitos de otras personas que tú has asumido como tuyos. 

“Mi madre quiere que estudie derecho.” 

“Mi jefe quiere que venda un 20% más este trimestre”. 

“Debería apuntarme a un gimnasio, pero no sé… Realmente no me gusta el deporte.”

Así no te vas a inspirar a trabajarlo todos los días. 

Un objetivo relevante va a inspirarte a trabajar. Es algo que tiene un beneficio claro para ti, alguna forma en el que mejorará tu vida. Así que piensa (y escribe) ¿Realmente quiero eso? ¿Por qué, exactamente?

Y por último…

Time-bound: Eso es difícil de traducir, pero en inglés llega a significar que tiene una fecha límite. La fecha limite es un buen truco psicológico, porque te inspira a trabajar hoy y a esforzarte para llegar a la meta. En el trabajo y en la escuela te ponen fechas límite para proyectos todo el tiempo, y funciona. Pero puedes ponerte tus propias fechas límite y aprovechar del empujón que te da y así hacer un progreso más constante.

¿Qué hacer si no funciona?

Un par de notas sobre las fechas límite y los objetivos en general. Si lo de los objetivos SMART es nuevo para ti la tendencia es ponerte objetivos demasiado grandes. 

Personalmente recomiendo hacer objetivos muy pequeños al principio. Para algunas personas, objetivos que puedes cumplir en un día o una semana como máximo es lo mejor para empezar. Luego puedes volverte más ambicioso y hacerte objetivos para 3 a 6 meses… O como máximo un año. Si tu objetivo es muy grande, en todo caso, lo mejor es romperlo en objetivos más pequeños, y luego en pequeños pasos accionables que puedes tomar día tras día. 

Porque así se consigue todo en la vida… Paso a paso.

Después de tener tu objetivo escrito de esta forma, revísalo todos los días (o cómo mínimo un par de veces por semana). Y como siempre, si lo que quieres conseguir cambia cuando estás en medio del proceso, no te preocupes. Cambias de rumbo y ya está. Y si no llegas al objetivo en el tiempo que te has puesto, piensa: ¿Es algo que sigo queriendo hacer? Si la respuesta es que sí, ponte otra fecha y sigue adelante.

El método funciona, créeme. Casi todo lo más importante que he hecho en los últimos años ha empezado siendo una hoja en el cuaderno, con estas cinco claves.

Si quieres mucho más, pásate por mi web http://aprendemasingles.com donde tengo artículos sobre el aprendizaje, la gramática, el vocabulario, la pronunciación y más.

Gracias y buen aprendizaje,

Daniel-firma

P.D. Si quieres mucho más inglés, suscríbete a mis lecciones por correo. Es GRATIS y normalmente envío dos o tres cosas nuevas por semana. Apúntate y recibirás también la guía “7 errores comunes al hablar inglés (y como evitarlos)” Entra tu correo aquí: aprendemasingles.com/suscribir 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *