Hola, todas. Hoy les queremos hablar sobre algunos mitos comunes asociados al aprendizaje del inglés. Esperamos que este video les ayude a despejar algunas dudas y a sentirse más seguros al momento de estudiar.

MITO 1: Todo nativo del inglés lo domina a la perfección

No, no, no. Este mito es más bien una vil mentira. Tal como castellano, hay personas que no tienen un talento para el inglés. Todos conocemos a amigos que les cuesta o no les importa la ortografía y esto vale para todo idioma.

En el transcurso de su aprendizaje, se podrán encontrar con personas que dominan absolutamente todas las reglas de inglés y otras que siempre usan el tiempo equivocado o que no saben que significan las palabras “sustantivo” y “verbo.” Además, les aseguramos que la gran mayoría de los hablantes de cualquier idioma comenten errores a diario. No por eso no son nativos del idioma.

Entonces, sean prudentes al fijarse sus metas. Sepan que no hay nadie que habla inglés perfectamente y dense licencia para equivocarse.

MITO 2: Tengo que saber gramática para hablar inglés

Depende de su definición de “gramática.” Si se refieren a saber el nombre de tal o cual cosa, entonces no. Incluso, pueden NO saber ciertos tiempos o puntos gramaticales y aún así hablar inglés.

Lo más importante de un idioma es darse a entender, comunicar una idea. Para esto es cierto que deben seguir cierta estructura, pero no es necesario que sepan que tal palabra es un gerundio o tal oración está en voz pasiva.

Aparte, para nosotras, la gramática es el fin último del aprendizaje de un idioma. Es lo último que aprendemos y no lo primero. Cuando somos bebés, nadie dice, “Pedrito, hoy vamos a aprender la voz pasiva.” Las personas a nuestro alrededor simplemente hablan y nos enseñan a hablar a través de repetición y corrección. Lo primero que hacemos es escuchar (listening) y balbucear. Luego, formamos palabras y frases. Seguimos por años hablando un idioma y finalmente empezamos a aprender la gramática más formal.

Si parten por la gramática, tendrán que aprender hacía atrás, por así decirlo. Esto le resulta torpe al cerebro porque no es natural.

MITO 3: Tengo que hablar bien antes de practicar el inglés

También, nop! De hecho, es muy importante que practiquen SIN saber todo. Esta etapa se llama “broken English” en los adultos. Broken English es algo así como un inglés roto o no estructurado. Es equivalente a la etapa de balbuceo e intento de forma palabras y frases cortas de un niño. Es muy importante este paso porque aquí es donde podemos identificar los errores para corregirlos. No se lo salten ni tampoco sientan vergüenza. Imaginen que están pasando por una etapa natural que todos vivimos en algún momento.

MITO 4: Mientras más viejo, más difícil será aprender inglés

De ninguna manera. El problema con aprender un idioma no tiene que ver con edad. Tiene que ver con la mentalidad derrotista o a una mente que cuestiona demasiado. Decirse que uno ya está muy viejo/a es un bloqueo o traba en el aprendizaje.

Los niños no se cuestión por qué un papá está repitiendo infinitas veces algo o por qué dice una palabra así o asá. Un niño, especialmente muy pequeño, sólo absorbe la información. Esto es algo que les viene muy bien a un alumno más adulto: hagan el esfuerzo por evitar cuestionar e imaginarse como una esponja absorbiendo la información. Esto no significa que deben quedarse con una duda. Si les nace una duda, pregunten. Cuestionar, a diferencia de una duda, nace del orgullo y el orgullo es nefasto para el aprendizaje.

También recuerden que como adultos tienen algo que un niño no tiene: paciencia, determinación, motivación, conciencia. En conjunto con una mente flexible, les aseguramos que pueden lograr sus metas. Y no se olviden: ya aprendieron un idioma. 😉

MITO 5: Es fácil traducir para una persona bilingüe

No es tan así. Existen dos tipos de personas bilingües según nuestra experiencia: personas que les gusta la traducción y personas que no les interesa. Deben saber que la traducción es una habilidad dentro del bilingüismo y, como tal, se puede desarrollar con práctica. Si a una persona no le interesa, simplemente no lo hará.

Además, cuando una persona sabe dos idiomas, es posible que se “crucen los cables.” En estos momentos, puede resultar un poco difícil encontrar la traducción correcta. Es un proceso absolutamente natural. Si están estudiando traducción, no se desanimen si les pasa esto. Si están recién aprendiendo, sepan que es algo que les podría pasar en el futuro.
***

Ahí tienen 5 mitos sobre el aprendizaje del inglés. Si saben de otro, déjenlo en los comentarios.
Nos vemos pronto en una nueva clase! Bye.

firma-Alejandra

*********************************

No te olvides suscribirte a nuestro boletín. No tiene costo alguno y tendrás acceso a descuentos especiales para usar en nuestra tienda.

Suscríbete a nuestro boletín

3 thoughts on “5 Mitos sobre el Aprendizaje del Inglés”

  1. Gracias por sus orientaciones ya que hacen alcanzable esa posibilidad que a mi me atemoriza porque asumo que soy muy “vieja” para aprender y me da pena intentar hablar en inglés así sea un saludo.

    Tengo una duda desde mucho tiempo y es en relación a la columna de los verbos en “Participio” eso cómo se usa, no tengo ni la mínima idea si es pasado terminado en “ado, edo, ido”, estoy ampliamente confundida, esos verbos son para referirse a?????

    1. Hola Liliana 🙂
      Nos alegra que este tema te haya tocado y esperamos que te animes para seguir con tus estudios.
      En cuanto al “participio” tienen sus complicaciones, no te vamos a mentir. 😉
      Lo primero, en inglés los verbos solo tienen 4 formas. Una de sus formas es el participio pasado y puede terminar en ED (v. regulares) u otra forma (v. irregulares). Se traduce “ado, edo, ido” como tu dices. La forma que termina en ING es el participio presente. Éste es el que se traduce “ando, endo, iendo.” No dejes que lo de “presente” o “pasado” te confunda. Piensa solamente que es su nombre y nada más.

      Por si solo, el participio pasado no se refiere a nada en particular. Es solamente una forma de tal o cual verbo. Para que tenga sentido, el participio debe acompañarse por ciertos auxiliares. Y su uso más común es con los tiempos perfectos en inglés. Por ejemplo:
      presente perfecto: has/have + participio -> I have eaten (He comido).
      pasado perfecto: had + participio -> I had eaten (Había comido).
      futuro perfecto: will have + participio -> I will have eaten (Habré comido).
      Notamos que “he, había, habré + V” no se usan muy comúnmente, pero es la traducción más cercana cuando no se cuenta con más contexto.

      El participio pasado también tiene otros usos donde puede o no traducirse de otra manera. Se usa:
      – en la voz pasiva -> The horse is brushed after every walk (Se cepilla el caballo luego de cada caminata).
      – como adjetivo -> broken arm (brazo roto/fracturado), stolen material (material robado), required documents (documentos requeridos)

      Es un montón de información, cierto? Revísala con calma y nos avisas si sigues con dudas. Lo más importante es tener claro que el participio es solo una forma y cobra sentido cuando lo usas con auxiliares para un tiempo verbal particular… o con la voz pasiva…o como adjetivo.
      Saludos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *